domingo, abril 13, 2008

cialis

el sábado santo a eso de las 4 de la tarde, entre por primera vez a un motel en bogota, después de buscar por interné, en el directorio y preguntar, me di cuenta que por alguna extraña razón a los rolos no les gustan los moteles, aparte del famosisimo coconito, aparecen unos seis mas en el directorio, y aunque  sé que existen montones por los lados de la caracas con cincuenta y pico o por el dorado, al final decidí ir al motel babilonia, el mismo que tiene siete estrellas en su fachada y queda en la séptima con ijuemil.

no entiendo porque los moteles no se hacen publicidad, ni aparecen como tales en el directorio, será que piensan que ir a moteliar es malo? o que a los moteles solo van los jefes con la corbata suelta y la secretaria nueva? en fin me parece muy raro eso, sobretodo porque los moteles son prácticos, tienen la limpieza necesaria, la discreción exigida y las comodidades que uno quiera costear.

la habitación que escogí, tenia jacuzzi, como extra, una zona que llamaban húmeda, que consistía de una asoleadora al lado del jacuzzi, un televisor en el que todos los canales se veían granosos, y el porno que pasaba era de un dvd de finales de los noventas, también tenia una salita con mesa de centro, un sofa y dos sillas, la ducha me gusto porque era circular y completamente visible desde el resto del cuarto, el infaltable espejo en el techo y calefacción.

ahora que miro lo que escribo, me rio porque ando detallando el ambiente mas de la cuenta, y lo que venia a decir era que por primera vez en la vida use una pastilla para la disfunción eréctil, buscando eso sí fines recreativos, no terapeuticos. cuando la compre pregunte directamente por la primera que se viene a la cabeza, "vecino tiene viagra?" el farmaceuta de turno me dijo que no tenia, porque era cara y la gente la compraba poco, le pregunte entonces por la genérica "sildenafil", y me dijo, la tengo pero esa es muy mala, fijo le da dolor de cabeza, vea le vendo esta que se llama cialis, que es mas suave con el corazón. y cuanto vale? 26luquitas calidoso. listo mijo, vea le pago pues.

después de comprarla me tome el trabajo de investigar y efectivamente el cialis tiene un buen nombre, y según lo que leí, si era mas suave con el corazón, pero lo mejor, es que los efectos podían durar hasta ¡36! horas.

me dio algo de susto al tomarme la pastilla, que tal que me diera priapismo? o que me mareara? que me doliera la cabeza? pero no hubo nada de eso, la erección duro lo mismo de siempre, lo que si mejoro impresionantemente fue el tiempo de recuperación, ya no tenia que esperar a que la naturaleza actuara para volver a lo que estaba haciendo, con un par de contracciones en los kegels, un par de segundos después estaba listo.

no espero volverme adicto a estas ayudas químicas, pero si las tendré presente cuando vaya a moteliar, porque ahora ir a moteliar sin hacer trampa no me parece tan chevre.

nota: quiero probar la ritalina, será que en la farmacia de la esquina venden?

2 comentarios:

  1. Puede ser que sea una sociedad mojigata o puede ser que los moteles de acá no necesiten publicidad. Me inclino por la segunda: todo el mundo sabe donde quedan.

    Aunque no sobrarían los cupones de descuento en las páginas amarillas de por allá, acá.

    ResponderEliminar
  2. Volvisteeeeeeeeee!!!!
    Ala, me reí mucho... y por otro lado, no todos sabemos en dónde quedan los moteles y no es que sea mojigata :P

    ResponderEliminar