lunes, febrero 26, 2007

El viaje

esta idea de ir a sapzurro, salio de la nada, una tarde cualquiera, cuando una ventana de messenger titilo y me pregunto por mi corazón, hablamos un poco, surgió la idea de viajar como un método de recuperarse, ella lo necesitaba y yo también, aunque inicialmente nos íbamos en diciembre, el viaje se atraso, seguimos hablando montones, nos empezamos a querer, a extrañar, finalmente nos vimos en diciembre y luego en enero, el viaje inicial tomo forma, planear muy bien todo, cosa que la improvisación pudiera tomar correctamente las riendas de todo.

el viernes 16 ella salia de Bogotá a las 1830, llegaba a medallo a las 1905, teníamos tiempo de bajar con calma, comprar algunas cosas en carulla, unificar maletas y llegar a las 2100 al terminal de buses, yo salí del trabajo a las 1700, había llovido en la tarde y el trafico estaba peor que nunca, me demore una hora echando gasolina, fui corriendo a mi anterior casa (ahh estoy estrenando casa, pero eso es otra historia), cogí un par de revistas y una cobijita, salí corriendo y justo cuando iba a tomar la carretera al aeropuerto me llamo a decir que el vuelo estaba atrasado una hora, para ahorrar tiempo me fui al mercado a comprar las cosas, principalmente cigarrillos, ginebra y dulces, cuando estaba pagando me llamo para decir que ya iba a abordar, subí rápido al aeropuerto y la tuve que esperar mas de media hora, eran las 2040 el bus de las 2100 ya no servia.

cuando la vi bajando las escaleras eléctricas nos saludamos e hicimos algo muy cursi, unimos las palmas separados por el vidrio, la ayude con la maleta, baje del aeropuerto muy rápido, pero aun teníamos que unir las maletas, fuimos a la nueva casa, y la luz no sirvió, ayudados por linternas, empacamos todo, la ropa en un backpack grande, las cosas para caretiar, el mercado y un paquete que me dieron para alguien allá en la nasa de buceo, la mochila de la lagartija que una niña linda me regalo y una mochila pequeña con música y comida para el viaje, vimos que tampoco alcanzábamos el bus de las 2145 entonces nos relajamos porque así nos tocará quedarnos un día en turbo nos íbamos en el de las 2300.

en la terminal compramos los tiquetes a 49mil cada uno, nos sorprendimos con el vendedor de dulces, que en una bolsita y por solo mil pesitos ofrecía cinco deliciosos productos, el viaje hasta turbo no me pareció malo, pero bea no durmió bien, en fin quien me manda a hacerla venirse en un bus, el conductor se canso del vallenato como a las 400, despues de eso se decidio por el merengue, me impresiono la fertilidad de las tierras del uraba antioqueño, es tanto el verde que me daba la impresión de que si escupia iba a brotar algo inmediatamente de la tierra, llegamos al muelle de turbo a las 750.

el waffe es el nombre del muelle, hordas de negritos se ofrecian a cargar las maletas, a conseguir un buen puesto, a vender bolsas, pero es mejor no comprometerse con ninguno ni creer el cuentico de que uno tiene derecho a equis kilos de equipaje y que hay que pagar el sobrepeso, si quiere darles plata pues allá usté pero es mejor que no, pudimos haber llamado al muelle a reservar la lancha, por si tiene la necesidad puede intentar en los numeros 8274291 o 3117227677(yamil) y 3154008196 (chibolo), la panga hasta capurgana vale 44mil, la salida del muelle es caotica porque no hay filas e impera el salvase quien pueda, hay un niño que pesa las maletas y dice sin asomo de verguenza que el kilo extra vale 500 pesos, tambien estan los que intentan conseguirle un buen puesto al que le prometio cual billetico, y no puede faltar el policia que abre paquetes con pereza, a menos de que el mar este picado ó este lloviendo es bobada meter todas las cosas en bolsas, eso si es mejor asegurarse con el equipaje que uno lleva en la mano.

la panga salio de turbo a las 845, el viaje se hizo eterno, un mar picado, esquivar un aguacero, y la ocacional sacudida que me dejaba sin aire y un dolorcito en el cuello y los riñones, ver las bocas del atrato mezclarse con el mar y darle un tono a café con leche es muy bonito, a las 1115 llegamos a capurgana, no pasamos del muelle, otro policia nos reviso las maletas y nos pregunto por la mejor forma de adelantar por album y no por canción en un ipod, a los minutos aparecio una panga que por cinco mil pesos cada uno nos llevaría a sapzurro, hablamos del reality que se hizo en cabo tiburon y le pedimos que nos recomendará un hotel.

aja el de doña triny ej bueno.

3 comentarios:

  1. No sabía que ir a Carpuganá era semejante odisea ...y Charlie Parker hasta por allá no le jala?

    Se ve prometedor el paseíllo.

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero ver fotos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Se qué no has terminado la historia pero quería decirte que para mi fue un placer ser tu esposita por una semana y hacerte masajes.
    Patton te respondo yo: el carro no fue porque es imposible, no hay carretera a Capurganá, esta el Tapón del Darién... Hay aeropuerto eso si, asi que el viaje podría ser menos guerrero.

    ResponderEliminar