jueves, agosto 11, 2005

antioqueñidad

dia de la antioqueñidad mis polainas...

tomar aguardiente no me gusta
oir musica parrandera me dan ganas de tener un bate de aluminio
comer arepa de mote sabe a calzoncillos salados
usar poncho? para qué? si ni calienta ni protege del sol
madrugar a trabajar es impensable
saber manejar un machete me parece peligroso para el projimo
comer frijoles con coles me dejan como un zepellin
usar alpargatas antiestetico
tener carriel me parece pintoresco
llevar sombrero en ciudad es como usar gafa oscura de noche
pelar naranjas con las uñas una costumbre olvidada

antioqueños, paisas, descendientes de vascos y judios, amarrados con el dinero, adictos al trabajo, bebedores y mujeriegos, ingeniosos, rebuscadores, practicos y un montón de babosadas que se aplicaban muy bien hace medio siglo, a estas alturas esta identidad antioqueña ya es solo un recuerdo persistente.

Pero de alguna manera el orgullo de ser antioqueño persiste, ser reconocido como paisa sigue siendo motivo para inflar el pecho y levantar la cabeza, aunque ahora no exista una definición aproximada de lo que pueda significar ser identificado así. paisas nacidos y criados para sentirse orgullosos de algo que ahora nadie sabe que significa y mucho menos que pueda llegar significar en el futuro.

3 comentarios:

  1. Lo valioso aquí es que quien lo dice es de allá.

    ResponderEliminar
  2. Otro de estos mitos:

    "Los paisas somos los grandes colonizadores del territorio de este país". (a lomo de mula).

    Falso. Estadísticamente, los grandes colonizadores de este país son los boyacenses. (dato proporcionado por Fabio Zambrano, Historiador e investigador, ah ¡y paisa!)

    ResponderEliminar