jueves, abril 21, 2005

El Método eficaz

El Método eficaz
RESPUESTA ESPIRITUAL A LA INSEGURIDAD
Vivir sin temor
Cómo usar el poder espiritual para protegernos de la violencia

Le invitamos a una conferencia pública sobre este apasionante tema de indiscutible actualidad

cuando por alguna razón usted se desplace desprevenido y ufano de su suerte por cualquier ciudad del mundo, sintiéndose seguro y tranquilo, hasta que la persona que venia detrás suyo, se acerca y le hinca un objeto entre la tercera y cuarta costilla, mientras le susurra al oído: quieto pirobo, no te hagas chuzar, pensara en todas las veces que pudo evitar este tipo de situaciones si tan solo no se hubiera reído al ver el volantico que esa señora de tobillos hinchados y vestido de bolas le entrego una soleada tarde de abril, en lo tonto que fue ir a la conferencia y no comprar el libro con el resumen de la charla y cincuenta datos prácticos para evitar ese objeto que duele y asusta ahora que esta tan cerca de su piel, si tan solo hubiera recordado repetir todas las mañanas: 'soy un guerrero de luz, con su armadura brillante que cegara a los violentos, soy un guerrero de luz, que con su estandarte amedrenta a los sediciosos, soy un guerrero de luz que con su yelmo evita pensar en el mal que la gente me puede hacer, soy un guerrero de luz invencible', era algo simple, tanto que en estos momento lo recuerda y lo repite rápidamente, pero sin surtir efecto, si se hubiera bañado en caléndula y romero una vez al mes como el conferencista recomendó, si hubiera ido ese año en peregrinación al señor caído más cercano ofreciéndole las llagas dejadas por un libra de maíz dentro de los zapatos como muestra del dolor que esta dispuesto a padecer para evitar este tipo de situaciones, si hubiera tenido la calma de quitarse la chaqueta y dejar la mochila en el suelo, seguramente no se hubiera salpicado de sangre al pegarle un machetazo en una rodilla al ladrón, un machetazo que salió rápido desde el bolsillo falso del pantalón, ahora quien le dará la paciencia para quitar la mancha de su camisa, al darse cuenta de esto lo mejor que puede hacer es pegarle unas cuantas patadas y pisar la mano donde antes estaba una lima para uñas sin el mango de plástico y dejarle el volantico que guardaba en la billetera.


(idea tomada de un volante recibido cerca de la calle 100 con 11)

1 comentario:

  1. Se le extrañaba por estos lares, y sobre todo esos posts llenos de .. no se de que, pero hacían falta.

    ResponderEliminar