martes, mayo 16, 2006

analisis del consumo de leche en publico

es normal acompañar los alimentos con bebidas, tales como: vinos, cervezas, jugos, gaseosas, leche y agua. de todas estas bebidas solo la leche no se consume en iguales proporciones en publico y en privado. incluso pedir jugo en leche llega a ser mal visto en algunos circulos, qué es lo que pasa con la leche?

got milk!
fue una campaña publicitaria exitosa donde usando la imagen de personas reconocidas y la pegajosa frase se aumento el consumo de leche, recuerdo en especial los labios de cameron diaz con un esbozo de bozo lacteo, la campaña fue millonaria, prensa y televisión presentaban las imagenes y la frase, dicen que el consumo de leche aumento y el de bebidas colas bajo, pero en los sitios publicos este cambio nunca se registro.

pedir un postre y acompañarlo de agua es un acto común cuando estamos en un restaurante, pero es 95 por ciento seguro que si ese mismo postre se consumiera en privado, la unica opción sería la leche. siempre he querido ir a cine mientras un vaso de leche y un brownie me acompaña, que impresión tendría esta imagen en las otras personas que estan en cine y en los que sorben su aguada cocacola y sacan maiz de una caja de carton?

investigando un poco este fenomeno con un conocido personaje, con el mismo proxy de la OL, comenta que para él eso de tomar leche es algo muy intimo. que eso de tomar leche en cine no le cuadra.

acaso el consumo de leche en publico es un tabú tan tabú que nadie habia reparado en el? en que momento mi formación social indico que tomar leche en publico no es aceptado?

regresión
armado de estos interrogantes, emprendi un viaje hacia la primera vez que tome leche en publico, no debia de pasar de unas cuantas semanas, estaba cubierto de pies a cabeza y solo podia ver como las cosas en frente eran azules y se movian lentamente, un malestar una sensación de apremio que ya conocia me llevo a gritar COMIDA!, los gritos fueron escuchados, mi madre se sento en alguna banca de algún parque, desnudó una teta y la ofrecio a mis sedientos labios, por facilidad la tome con ambas manos y boca, chupaba mientras el liquido se deslizaba y el hambre cesaba, por el rabillo del ojo, distingui a alguien, que miraba como mi madre me daba de comer, senti como mi madre se ruborizaba y la leche aumentaba medio grado de temperatura, la acción de darme de comer termino abruptamente, la teta volvio a su puesto, mis manos a los lados y la boca en rictus.

inicialmente supuse erroneamente que el sentimiento de desazón se debia a pena ajena por las tetas de la progenitora, pero no era lógico, por que en esas epocas las tetas de la progenitora son el non plus ultra para el que de ellas se alimenta.

jueputa uno no toma leche en publico por toda la maldinga gente que le daba por verle las tetas a la madre mientras se exigia alimento, que frustración por no poder hacer nada y la maldita hambre que no cesaba.

por eso es que los unicos que toman leche en publico con aparente tranquilidad son los lactantes, y algunos policias bachilleres a las once de la mañana.

todos los demás inconcientemente cargamos la verguenza de haber expuesto las tetas de nuestras madres a algún mirón y esto es suficiente para no tomar leche en publico.

*aclaración: no se tomarón en cuenta las personas con problemas con la lactosa en el desarrollo de este estudio.

5 comentarios:

  1. lo dije y lo repito:
    "oh pobres madres, sometidas a la terrible humillación de exponer indiscriminada sus carnes (y sus lacteos por cuenta del propósito egoísta e insaciable de nuestra existencia"

    Propongo hacer un busto conmemorativo al honor caído de las madres que dieron alma corazón y delantera en pro de nuestro sano crecimiento.

    ResponderEliminar
  2. claro que la escogida del modelo para el busto sería cuestión de un muy minuicioso análisis...

    Y si, eso de tomar leche en público tiene su buen doble sentido, no había reflexionado en lo íntimo que es ese ritual, y en lo mórbido e intromisivo que ha de ser mirar fijamente a alguien curando la sed a punta de leche, no se...

    ResponderEliminar
  3. jajaja, sumercé me ha hecho reir mucho hoy...

    ResponderEliminar
  4. ...Tambien estamos los que no nos gusta la leche

    ResponderEliminar
  5. tambien estamos los que no nos gusta el jugo de guayaba, pero por lo menos jugo de guayaba si se consigue en restaurante.

    ResponderEliminar