viernes, mayo 12, 2006

taxi driver

ayer por la noche iba para mi casa, pare en un semaforo en rojo, el semaforo en rojo se demora en cambiar a verde y comienza la sinfonia de pitos, porque el reloj interno dice que el semaforo ya debia de haber cambiado, por lo tanto el semaforo esta malo y te lo podes pasar en rojo, como siempre en esos casos, no me muevo, al fin y al cabo es un semaforo en rojo y el imbecil que esta atras pitando no me va a pagar el parte, adelanto un poco el carro, esperando que el taxista se adelante, pero prefiere pegarse un poco más y cambiar luces, incitandome a pasar el semaforo, sigo firme en mi proposito,adelanto un poco más, pero la respuesta es la misma, cansado del infernal ruido me paso el semaforo en rojo, paro unos metros adelantes para que el hijodeputa taxista se pase y deje de joder, pero como buen bellaco prefiere pegarse del pito poner las luces en alto y pegarse, en ese punto se me sale el indio, estuve tentado a bajarme del carro, pero la conciencia dice que eso es harto peligroso, prefiero jugar piques con el vergajo ese, acelero, me meto entre los carros, esquivo motos, adrenalina corre por la puteria que me da el comportamiento del mococefalo al volante del taxi, a esas alturas cualquier acción se toma como una provocación y el taxista me persigue a toda velocidad, despues de dejarlo rezagado, otro semaforo en rojo, el corazón se acelera, ahora pienso en todas las historias nefastas que involucran un gañan al timón de un taxi, la rabia le da paso al susto, el rojo le da paso al verde, acelero, me pierdo en las calles del centro de la ciudad, pero durante un buen rato cualquier carro con luces en alto que se acercará por atras me aceleraba el pulso.

1 comentario:

  1. fracción de segundo:
    instante de tiempo en que el semaforo cambia de rojo a amarillo y el hijueputa de atrás pita. . .

    ResponderEliminar