miércoles, enero 19, 2005

No hubo acción

27
después de noche en carpa y mientras aun dormíamos, howard nos despertó a las 7am con una taza de café caliente y cinco minutos después con unos huevos revueltos pan y chocolate, nos lavamos un poco con el agua de los baldes y fuimos a santamarta en busca de señal celular, varias llamadas, en taganga nos acostamos un rato en la carpa y caminamos un rato por el malecón, también hablamos con nelson y como los paisas son una plaga que se expande por toda colombia, en el camino del día anterior encontramos cinco restaurantes típicos "el paisa", la tienda más grande de taganga es de un man de un pueblito en antioquia, quien casualmente es el dueño de casi todas las tienditas de santamarta, casi a las 11am harry y howard decidieron que era buena hora para salir, diez barras de gasolina, un pan tajado media libra de mortadela y una sieteup dos litros, bajar las cosas hasta la lancha, y salir a la velocidad que nos daba el motorcito de cuatro caballos, un poco de brisa y la primera mojada de mar del viaje, llegamos casi hasta punta aguja, a una parte llamada granate, S tiene miedo a no ver el fondo y se tira al mar con chaleco aunque después se lo quita, yo ya conocía esa zona de antes, entrar al mar, intentar armar el arpón ése es bien duro después entendí que nuestros guías se ponían una fajita para no maltratarse, cómo yo no fui preparado pues les deje el arpón y me dedique a ver corales, peces loro, morenas, payasos, flautas, covinoas y otros que no recuerdo, ver arponear por primera vez me impacto, uno va buscando y cuando ve una presa interesante se hunde no respira se mueve despacio y dispara, el pescado no sabe que le dio, solo se ve un hilito de sangre y los aleteos del pescado que no entiende porque se le esta yendo la vida, los pescados son babosos, mucho más de lo que uno se pueda imaginar al comprarlos en un mercado, se les adhieren bacterias y microorganismos que se deben quitar con mucho limón antes de ser consumidos, una hora después pausa, una playita con varios pescadores, comimos salpicón de pescado, que es un arroz blanco con varios pescados en trocitos minúsculos, otra vez al mar, ya me aleje un poco de los arpones y me puse a medir pulmones, S ya sin chaleco se metía sin mucho problema pero no era capaz de hundirse muy bien, entre algunas piedras vi unas antenitas que reconocí como de langosta, llame a howard que era el que estaba arponeando y entre los dos la sacamos del hueco, no era muy grande y me raye las manos con las piedras, me sentí un buen pescador, otra parada en una playita ya sin pescadores, comimos sanduches, hicimos siesta al sol mientras harry seguía buscando pescados, que rico dormí, mejor que la noche anterior, esta vez dormí en una cómoda playa de piedritas y una botella de sieteup fue mi almohada, como a la hora y media salimos a buscar a harry en la lancha, me volví a tirar y howard también, pero ya teníamos mucho frió y cuando iban a ser las 6pm llegamos a taganga, bajar las cosas, bajar el motor, sacar la lancha, ya me dolían todos los huesos, baño con agüita de pozo y comida con pescado frito, ni rastro de la langosta que llevamos, parece que los restaurantes las compran a 15mil vivas y 11mil muertas, cervecita en la pizzería, hablar un rato con harry, él nació en cachacolandia, pero vive en la costa desde los cuatro años, estudia mecánica con shaggy y tenia el pelo muy largo, pero por el estudio lo ha ido cortando, 10pm alex nos lleva a una "rumbita", la casa era de un italiano (héroe en italia por vivir entre salvajes) cristian que esta enmozado con una paisa con cara de recorrido largo y licencioso angela, un niche de barranquilla (artesano joyero según él) recién casado con una madrileña (con gafa y nariz algo grande), un man de salamina (santiago, habla despacio como saboreando cada palabra) pero que vive en bogota y cuyo abuelo mejoro la formula del ron viejo de caldas hace ya más de cincuenta años, un ingles que estaba comenzando su curso de divemaster (trabaja en un puesto de ayuda al sur de inglaterra) neil, una vieja mitad hindú mitad británica (me parecen bonitas las hindus) nemma se llama, shaggy, S y yo, después de varios tragos de ron ya estábamos integrados, en la cocina bandeja con perico para el que quisiera, pregunta obligada: "y ustedes cuanto llevan de novios? -umm, de novios? nada, nos conocimos hace dos días, la verdad es que somos bloggers" (esto mismo se repitió en varios idiomas), la paisa me quiso mirar feo por mi cara de fifí, pero después de varios datos gaminescos quedo convencida que yo era un bacán, que sabia bailar salsa, que me quería presentar a sus sobrinitas para bailar con ellas y que le cuidara un pelado que vive en medellín y toca la harmónica, en la puerta porro, en el fondo sonaba calamaro, yo digo que nos fuimos a acostar a las 3am, S dice que a las 5am, en todo caso, no me acuerdo muy bien, al día siguiente metí la mano entre los boxers y olí, umm no hubo acción me dijo el olfato.
la anterior etapa esta acá

1 comentario:

  1. Bueno hasta cuando nos van tener con la novelita carajo, se lo comieron si no??

    ResponderEliminar