jueves, abril 16, 2009

el colegio (VII)

En septimo me atracaron tres veces, las tres veces el mismo reloj, despues de eso cambie de reloj, la primera vez fue un gamín saliendo del colegio, un dia que sali temprano me quito el reloj usando la mejor tecnica dle gamin, la intimidación, la segunda fue caminando por las vegas, maleta (sin cuadernos) y reloj, par liendras con un tote, la tercera fue dentro del colegio, en un pasillo mientras esperaba entrar a clase, dos liendras que entraron al colegio me sacaron navaja y chao reloj.

ese año tambien empece a andar con una navaja 07, me gustaba mas que la pate'e'cabra por grande, me entretenia abriendola y cerrandola como en las peliculas, septimo lo estudie por la tarde, en plena hora gaviria, lo que implicaba llegar a la casa cuando ya era noche cerrada, pero eso nunca me dio miedo, de hecho a medida que iba dejando el centro y subia en el bus al barrio me sentia cada vez mas seguro, haber vivido allí toda la vida y conocer la gente del sector da un gran sentido de seguridad.

casi expulsan a una compañera porque la cogieron en el exito robando, cogiendo cosas y metiendolas bajo la falda del uniforme, finalmente solo la suspendieron como una semana, otra compañera quedo en embarazo y estuvo la mayor cantidad de tiempo en clase, fue la primera de muchas otras que mas tarde veria caminando por el colegio, por el barrio y por la ciudad, con su cara de niñas, uniforme del colegio y una barriga enorme, despues de tener el niño casi ninguna regresaba, se tenian que quedar en la casa cuidandolo y viendo novelas.

en agosto de ese año, mataron a mi hermano del medio, en la madrugada de un domingo, nunca volvio a la casa, y finalmente lo encontraron en un barrio muy lejos con un disparo que habia entrado por el occipital derecho y quien sabe por donde habia salido, decian que fue la policia, porque no les gustaba ver pelados en el parque bebiendo, oyendo música y fumando uno que otro porro a la sombra del busto de Gaitan, ese hecho cambio muchas cosas en mi vida, ahora los domingos no era el dia de ver caricaturas sino el dia de acompañar a mi mama al cementerio, un cementerio que semana tras semana se veía con mas y mas tumbas frescas, la tierra amarilla recientemente removida apenas cubierta por rectangulos de manga.

al final del año decidí irme por la rama academica, lo que implicaba empezar a aprender un tercer idioma y tener clases de sistemas, asi como despedirme de muchos compañeros que se fueron por las ramas comercial o industrial e incluso unos pocos a bienestar social, así eran las cosas en el colegio, cada dos años se debia tomar una decisión, conocer nuevos compañeros e ir desconociendo a los antiguos.

los jibaros que conocia se fueron extinguiendo, simplemente un dia dejaban de ir a clase, luego a veces aparecia la mama diciendo que le habian matado al muchacho, el como era de buena gente, si hasta el habia regalado una nevera o una lavadora.

en septimo me aleje de mi mejor amigo de infancia, porque el man por estar un año por encima, me la montaba en el colegio y en el bus, pero apenas llegabamos al barrio volviamos a ser parceros, me canse de eso y me prepare a entrar a octavo con muy pocos amigos, con un hermano menos, y las mismas bombas en las noches.

1 comentario:

  1. Usted en que colegio estudió? (dí con el blog por casualidad)

    ResponderEliminar